Entre los días 19 y 21 de enero de 2.020, la tempestad mediterránea “Gloria” azotó el tercio oriental de la Península Ibérica, causando un temporal marítimo histórico, con vientos de más de 100 km/h, olas de 7 metros en todo el litoral y precipitaciones de hasta 500 litros por metro cuadrado.


           En el interior, el descenso térmico y la altitud produjo que las precipitaciones, intensas y persistentes, fuesen en forma de nieve a partir de los 300 metros. Una intensa nevada que afectó, entre otras, a la Comarca del Matarranya, en la provincia de Teruel.


            El peso de la espesa capa de nieve caída entre los días 19 y 20, de entre 50 y 100 cm., extremadamente húmeda por la tormenta que se desató el día 21, provocó tan sólo en la Comarca, en hundimiento de al menos 30 granjas, con sus animales en el interior, más de 15 naves agrícolas e industriales, o el pabellón polideportivo de Valderrobres, así como miles de hectáreas de olivar y almendro afectadas y enormes áreas de bosque mediterráneo devastadas, con infinidad de árboles caídos o mutilados.


            Las siguientes fotografías sólo muestran la cara amable de “Gloria”. Una faz hermosa que, como aquella de la Gorgona Medusa, también convirtió en piedra a cuantos osaron mirarla fijamente a los ojos.



Sirvan estas imágenes de sencillo homenaje.